Adiós, veroño

12.11.14

Desaparecida en combate. Quien dice combate dice dejar de estar parada y 40 horitas semanales entre pecho y espalda (súmale el tiempo “perdido” en el trayecto en metro y el descanso de la comida) Pues así me pasa, estoy pero no. Me está costando organizarme para tener tiempo libre para VIVIR: dormir, ver una serie, terminar el libro que tenía entre manos, hacer colgantes para despegar con Srta. Pim (click), leer blogs … y escribir por aquí, ay!

Como decía... Adiós, veroño. Hola, frío casi invernal.


Fuente
Me está costando -como a todo el mundo, claro- adaptarme a esto de haber tenido verano-otoño hasta hace nada y menos, sobre todo teniendo en cuenta que a lo largo del día paso fuera de casa las temperaturas mínimas y máximas. 
Además, rebuscar en el armario y no encontrar nada que me contente me ha hecho pensar en que necesito, al menos, las 3 siguientes novedades...




Hace mil años, cuando aún era una pipiola en su primer año de universidad llevaba mi chaqueta de lana bien gordita, larga y negra... hasta que mi madre decidió que era demasiado andrajosa y de que las pelotillas a modo de árbol de navidad no eran nada bonitas. 

Lloré amargamente porque para alguien friolero como yo y tan acomplejada en aquella época una chaqueta de ese tipo era LA chaqueta. Pues bien, llevo varias temporadas viendo algunas propuestas bonitas, menos fúnebres que mi difunta chaqueta pelotillera. 

Pull and Bear (2012/13)
Busco algo similar a la foto -similar porque este modelo es de hace 3 temporadas-, de color oscuro pero con algún toque étnico/geométrico y creo que tengo fichada una en Carrefour.


Os decía arriba que soy friolera... y me quedo corta. Soy de las que necesita un pañuelo durante casi todo el año y en invierno una buena bufanda gordota de lana suave. Tengo alguna en modo pelotillero pero me pica un poco...


Así que hacerme con un cuello de lana suave y con un color favorecedor a mi abrigo negro me iría genial. Si fuera mañosa o tuviera tiempo libre, me lo haría yo con el patrón del cuello de la foto que comparten en WiseKnits (click)


Ir en bailarinas o con botas son los extremos nada prácticos con el frío invierno madrileño... La verdad es que odio no poder ir en zapatillas y bailarinas todo el año y menos a trabajar. 
Hace un par de años, algo reticente, me dio por comprar unos zapatos tipo Oxford... y ayer ya tuve que tirarlos despellejados totalmente. Bastante me habían durado teniendo en cuenta que eran del chini de mi barrio y no tenían piel de la buena, aunque como fue una prueba pues no me quejo.
 
Ya les tengo sustitutos con estos que he encontrado bastante apañados de MaryPaz (click)


Pues nada, hasta aquí mi pseudo vuelta al blog...

¡Hasta la próxima semana!



14 comentarios

  1. Pues si tan friolera eres, te recomiendo optar por ropa interior térmica. Yo siempre iba con tantas capas que apenas me podía mover, tanto que me decían "Ropacop", y desde que la uso... Bueno, no te voy a decir que llevo pocas capas porque no es así, pero voy TAN calentita...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ropacop... me encantaaaa, jajaja! Menuda guasa tiene el apodo x)

      Y ropa interrior térmica, no se me había ocurrido (y por interior supongo que no habrá bragas y sujetadores también porque serían geniales, no?) Miraré en Decathlon y sucedáneos

      Gracias ;)

      Eliminar
  2. Ese cuello de lana me encanta! Aunque yo le daría tres vueltas aunque me ahogara, jajaja, que también soy muy muy friolera!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, querida Elena, te digo que... somos iguales!!!

      No hay cosa que más me guste cuadno es invierno que una bufanda muuuy larga para darme tropeciebtas vueltas y taparme hasta los ojos :D

      Eliminar
  3. Yo también soy friolera y voy con más capas que una cebolla... en invierno no salgo de casa sin algun cuello o bufanda, así que cada año acabo haciéndome uno nuevo (o reclamando a mi progenitora que me lo haga) jajaja

    Mira este, se ve sencillo y si encuentras una lana gordota y suabe debe estar genial^^
    http://www.handimania.com/knit/30-minute-infinity-scarf.html

    Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta saber que no soy la única que va cual cebolla por la vida, jeje.
      Y qué suerte que seas tan mañosa y que tengas una madre tan maja :)

      ¡Y mil gracias por pasarme el tutorial, Taty! A ver si me hago con una buena lana gordota y me pongo a la tarea en los días de vacaciones de navidad :D

      Un besote gigante!

      Eliminar
  4. Uy pero no te agobies que ya verás como poco a poco te vas organizando. Soy igual de friolera, es que en Caracas la temperatura más baja eran unos 16 grados en diciembre y te estoy hablando, de "Oh cielos que frío hace"
    Así que aquí voy con todo lo que pueda ponerme encima. E igual el cuello es mi punto débil. Desde que aprendí a tejer, no he parado de hacerme cuellos, y más cuellos.
    Un beso, y ánimo :)
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Tiby, debe costar adaptarse viniendo de un clima así de estupendo (lluvias "tropicales" y cosas así a parte)

      ¡Pues yo también quiero aprender a tejer como tú! Si no se me da bien el aprender, a ver si me dices la dirección de tu tiendita y me paso a ver si te hago el encargo ;)

      Muaaak

      Eliminar
  5. El cuello me encanta, y los Oxford los tengo enel punto de mira desde hace tiempo. A ver si éste año caen.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los oxford son una gran inversión, al menos para mi :)

      Un besote!

      Eliminar
  6. ánimos y a abrigarse mucho! me he congelado al bajar del avión, con lo primaveral que estaba yo en Lima xD

    :***

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobre Fran, ha debido ser muuuy duro volver al invierno peninsular... mucho ánimo y vitamina C para no pillar un resfriado! ;)

      Besotes

      Eliminar
  7. Camisetas térmicas, doble media. Chalina ancha y gruesa para cubrirnos cual musulmanas. Aquí (en mi hemisferio y mi ciudad) está haciendo mucho calor, cosa rara que deberíamos estar de frío y con inicio de lluvia.

    ResponderEliminar
  8. La chaqueta me encanta y yo también necesito unos Oxford, pero los que encuentro nunca me terminan de convencer cuando me los pruebo. ¡Ays, qué difícil!

    ResponderEliminar

Tu comentario me hace sonreír :)